Adiós 2017, Gracias.

Podría contaros por qué me gano la vida haciendo fotografía, o profundizar en por qué cada vez que siento un escalofrío después de pulsar el disparador me agarro tan fuerte a la cámara. Podría explicar por qué compartir conocimentos es de las cosas más bonitas que puede hacer un ser humano… pero no lo haré, al menos con palabras.

Os deseo un 2018 lleno de VIDA.

Share this post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies