FOTOGRAFÍA INFANTIL

La infancia es el periodo de la vida comprendido entre el nacimiento y el principio de la adolescencia. En esencia, mi manera de fotografiar este periodo en cualquiera de sus fases no varía, el único fin y mi mayor esfuerzo lo centro en encontrar un equilibrio entre el niño, la cámara y yo mismo creando un ambiente apropiado para facilitar el acercamiento a LA PERSONA y no al modelo.

La interacción de los bebés con sus padres o hermanos, incluso estando aún en la tripa de mamá, las caricias, los pequeños gestos, las sonrisas, detalles de su cuerpo o posturas preferidas para dormir son aquellas cosas en las que centro toda mi atención uniéndolo a una iluminación totalmente natural.

No todos los días viene un fotógrafo a casa. Es normal que los niños de un año en adelante se sientan cohibidos o quizás extremadamente extrovertidos ante mi presencia, por eso, es necesario normalizar la “extraña” situación para obtener los resultados que busco en mis trabajos, pretendo que se olviden de la cámara, quiero que entiendan que sólo soy una persona que viene a estar con ellos para prestarles atención y porqué no, para divertirnos juntos.

Un tipo de fotografía que apuesta por la naturalidad dejando ser a los niños como son en realidad, sin poses ni máscaras, una realidad transparente que quedará inmortalizada en bellas imágenes.

Actualmente colaboro como docente en escuelas como MadPhoto, NikonSchool o en la Escuela Universitaria de Artes y Espectáculos TAI, impartiendo charlas y talleres sobre ésta disciplina fotográfica, cada vez más en auge en nuestro país.

Estoy aquí para despejar cualquier duda que te pueda surgir, puedes llamarme o rellenar el formulario de contacto.

Te aclararé todo lo que necesites. Personalmente prefiero hablar porque es la manera más directa de conocernos, creo que es importante escucharnos, ¿hablamos?.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuánto dura una sesión a domicilio?

Como habrás entendido, éste tipo de sesiones no consisten en colocar al niño en un lugar y esperar a que sonría.

Normalmente no suelen exceder de una hora para bebés y de dos horas para niños de un año en adelante, pero como he dicho, no consiste en prefabricar fotografías, consiste en esperar, en tener paciencia, en hablar y jugar para llevarlos al terreno que queremos… y esto, no se mide en tiempo.

¿Qué ropa nos ponemos?

No quiero ser tu estilista, pero si es recomendable tener en cuenta algunas sencillas pautas.
En esencia mi trabajo se basa en la sencillez y la naturalidad, por eso cuanto más cómodos os sintáis, mejor.
Evitar colores fuertes o estampados demasiado llamativos será suficiente, de ésta manera no habrá distracciones al ver la fotografía.
En el caso de las familias es recomendable utilizar tonos neutros para todos, de ésta forma evitamos “protagonistas” que se llevan toda la atención gracias a ese precioso pantalón rojo, o esa maravillosa camisa amarilla.

Mi casa es pequeña, ¿afecta esto al resultado?

En absoluto, he trabajado en casas muy grandes y en pisos muy pequeños.
Lo que de verdad me interesa es la persona que tengo delante, la casa es un valor secundario en mi fotografía.
Lo único que necesito es luz natural. ¿Tienes ventanas?, perfecto, eso es todo.

Makingoff1
makingoff-1
info.infantil